UNA EMPRESA YECLANA FABRICA EL PRIMER BARCO DEL MUNDO CON GRAFENO

El ‘material de Dios’ logra que la embarcación, que será botada el próximo mes, pese algo más de dos toneladas, casi la mitad de lo habitual.

Es más ligero, más veloz, mucho más resistente, pero más caro de lo habitual. En apenas unas semanas se podrá ver navegar por el mar Mediterráneo el primer barco del mundo construido con grafeno, un ejemplar salido de la planta de producción que la empresa Graphenano tiene en Yecla.

La embarcación lleva por nombre ‘Graphenano One’ y se trata de un barco de recreo de algo más de nueve metros de eslora. En los últimos meses se ha estado construyendo en la planta que tiene Graphenano Composites en la localidad de Elche y tiene que estar listo para la Volvo Ocean Race, que celebra este año su primera etapa en Alicante.

Allí, los promotores quieren presentarla ante el público que se da cita en la prueba que dará la vuelta al mundo en vela. Será el próximo mes de octubre cuando se haga la presentación oficial.

El barco está fabricado con una mezcla de polímeros con grafeno para realizar el compuesto que da forma al casco. Sin duda, la peculiaridad que el grafeno aporta a este barco es la ligereza y la resistencia. Una lámina de un metro de longitud de grafeno pesa solo 0,77 miligramos, lo que permite que un barco de estas dimensiones, que suele pesar habitualmente unas cuatro toneladas, se quede en 2,4 toneladas al final del proceso constructivo. A este ‘adelgazamiento’ de la nave también ayuda el sistema de infusión de las resinas que utilizan, según explican los responsables de Graphenano Composites.

La ligereza permite que el barco sea más veloz y que el consumo de combustible disminuya considerablemente. Ese es uno de los aspectos importantes. Además hay otra característica del denominado ‘material de Dios’ que otorga un valor añadido a esta embarcación: la resistencia. El grafeno es unas 200 veces más resistente que el propio acero.

280.000 euros

El barco construido con grafeno es más caro de lo que hay en el mercado en estos momentos. El ‘Grafenano One’ tiene un precio de salida de 280.000 euros, frente a los 200.000 euros que costaría una embarcación similar sin el grafeno. La empresa está muy satisfecha con las expectativas que ha creado en el sector esta prueba en la utilización de grafeno para construir embarcaciones y asegura que ya tiene un encargo de un segundo barco.

Este y otros proyectos son realidad gracias a una materia prima que sale de las instalaciones que Graphenano tiene el polígono industrial de Las Teresas de Yecla. Allí se produce continuamente el grafeno que se necesita para las diferentes industrias que están introduciendo este material en los procesos productivos.

«Son 24 horas y 365 días días del año, en los que no se descansa en la obtención de grafeno ante la gran demanda que tenemos», explicó el presidente de Graphenano, Martín Martínez Rovira sobre esa planta que es una de las dos que la firma tiene en Yecla. La otra, situada en la carretera de Villena, está destinada a la fabricación de las baterías con polímero de grafeno.

Fuente: La Verdad de Murcia